¿Despedida del sindicalismo?

24 10 2009

Al decretar, el Gobierno mexicano, la extinción de Luz y Fuerza del  Centro,  al no respetar los cauces jurídicos que justifiquen su decisión, ¿Qué otro sindicato comparte el riesgo de correr con la misma suerte?

En el supuesto de que el neoliberalismo exterminara, al tan estorboso sindicalismo mexicano, ¿Quién detentará la obligación de celar, criticar, organizar a favor del, ya decrépito, salario de los trabajadores mexicanos, de la competencia internacional por la disminución de costos?

Como ejemplo, se puede mencionar lo que sucede en China, los trabajadores viven en las fábricas donde laboran  como si fueran pollos, en África la gente trabaja en pobreza extrema y sin derechos laborales, Estados Unidos depende de la mano de obra barata, e ilegal, de los inmigrantes mexicanos y latinos, Europa de los árabes bajo las mismas circunstancias, la India de sus castas, lo que les garantiza que nunca ascenderán en su nivel económico, basándose en su dogmatismo social, ¿Acaso alguno de esos escenarios elegiremos para nosotros mismos?

¿Qué razones tuvieron los posrevolucionarios, magonistas, para crear los sindicatos, no serán similares a las de ahora?: proteger al salario, de la carrera internacional de disminución de costos e incremento de ganancias, por parte de las empresas inescrupulosas.

Los sindicatos serán corruptos, como corrupto ha sido el hombre, pero sigue siendo una piedra en el zapato para los capitalistas que buscan, a ultranza, enriquecerse de inmediato.

Quizás, dirán los neoliberales: “¿Cómo seremos un país competitivo?, entonces se deben tomar medidas drásticas”, a ellos les diré, que no justifica un precio bajo de una mercancía, una vida de miseria de todo un país.

Concluyo con una idea de Saramago, cuántos hombres pobres hay que hacer, para crear a un rico.

Alejandro Quiñones Salazar.








A %d blogueros les gusta esto: