Tecnología Anti-bichos.

6 10 2009

Cuando inicie mi participación activa dentro de este blog de tecnología, llamo mi atención que de manera muy general, consideramos tecnología sólo aquello que tiene que ver con hacernos la vida más fácil, llevadera, placentera, que nos resuelve los problemas por mínimos que estos sean o que nos vuelve ostentosos ante los demás. Sin embargo, me alarma el hecho de que no vemos la contraparte de todo esto, la parte que preferimos ignorar: la tecnología destruye tanto como construye y lo que es más, destruye más rápido de lo que puede construir.

En realidad lo que me motivo a escribir esto no es un ánimo por parecer “cool” y ambientalista, el motivo es en realidad una necesidad  de auto conservación. ¿Por qué no nos preguntamos a nosotros mismos hacia dónde nos esta llevando esta especie de frenesí tecnológico? Por que si bien es muy interesante, cómodo, fascinante y muchos adjetivos más, también es cierto que de a poco destruye nuestro entorno y por ende a nosotros. Las cáscaras de nuestras computadoras son lo único reutilizable, lo demás es completamente inservible y sumamente contaminante. Las pilas de celulares, iPods y controles remotos no son bio degradables, lo que quiere decir que sólo se acumularan por muchos años antes de que una nueva tecnología nos libere de esta basura.

Ciertamente es inquietante ver como esta tecnología que suponemos nos ayuda, también nos es contraproducente. Sobra el clarísimo ejemplo de la relación entre computadora y sobre peso entre los usuarios de la maquinita que a tantos nos entretiene. Otra “buena onda” de esta tecnología es la debilidad visual causada por el monitor de la computadora, el Messenger  causa mala ortografía, eso es clarísimo, y  nos atrofia las habilidades sociales. El programa de Word también provoca mala ortografía, esto por que no nos molestamos en revisar el texto ya que el programa nos hace las “correcciones” necesarias. Muchas veces vendemos nuestras habilidades a cambio de comodidad.

La finalidad de los avances tecnológicos es y siempre sera facilitar la vida del ser humano. Sin embargo al visualizar la contraparte de la tecnología que utilizamos todos los dias me hace preguntarme ¿qué pasa con la tecnologia que no vemos, por ejemplo la de la industria alimenticia?

Esto me llevó a investigar un campo menos conocido, ligeramente diferente e igualmente interesante: los insecticidas. Antes que nada, un poco de contexto. La industria de los plaguicidas e insecticidas, floreció durante la segunda guerra mundial. Si bien los insecticidas ya eran bien conocidos, durante esta etapa se dio la tecnología para investigar, detectar y probar en insectos, químicos nocivos y/o mortales para el ser humano. De esta manera, al contar con la tecnología para buscar y encontrar como eliminar vidas humanas se encontró también la tecnología para acabar con los insectos. Es importante no perder esto de vista, por que es una co-relación clave.

En el proceso, ahora normal, de siembra, cuidado y  recolección de los alimentos agrícolas encontramos una constante utilización de insecticidas o plaguicidas. En el afán de mejorar la calidad y acelerar la recolección de los alimentos, utilizamos los instrumentos que nos dan los avances tecnológicos dentro del campo de esa industria para destruir algo más que las plagas que se comen las cosechas: nos destruimos a nosotros mismos. Los químicos que utilizan para acabar con los insectos que de manera natural viven de comer los alimentos que se producen, no dejan de ser nocivos para la salud del ser humano. En este punto debemos recordar lo antes mencionado: los químicos que se descubrieron con los avances técnicos en la segunda guerra mundial, estaban pensados para exterminar humanos no insectos. Estos plaguicidas llegan dentro de las verduras hasta nuestras mesas, nos vuelven vulnerables a algunos productos, causan alergias, en algunos casos cáncer  y un sin fin de alteraciones orgánicas.

Por otro lado y no menos importante, tenemos la destrucción del ciclo natural de vida. De entrada, la tecnología  ha avanzado al grado de poder tratar la tierra que se va a sembrar de tal manera que es posible plantar y cosechar lo que sea, prácticamente donde sea. Lo anterior provoca la erosión del suelo por no ser el indicado para ciertos productos, el desequilibrio en la dieta de la fauna y el envenenamiento de la misma y de la tierra de siembra, producto de la utilización de los plaguicidas. Lo lamentable del envenenamiento de la vegetación, es que afectamos hasta por cuatro generaciones las plantas que de manera furtiva comen los animales propios del hábitat y de pilón les variamos de manera indebida la dieta. Los polinizadores naturales, así como los insectos consumidores de las plantas que sembramos mueren incluso por los fertilizantes,que sesupone, son inofensivos. De esta manera interrumpimos otro ciclo vital dentro de la vida tanto de la planta como de algunos insectos y demás fauna: el reproductivo. Los polinizadores mueren antes de cumplir con su tarea y los animales mas grandes a menudo ven sus ciclos reproductivos afectados por estos productos del avance tecnológico.

La tecnología que de manera general ensalzamos y que nos fascina, también tiene una contra cara. En esta ocasión decidí abordar de manera más o menos superficial un par de temas, pero si me diera a la tarea de enumerar los contras de los avances tecnológicos que nos rodean a todo momento, seguramente me echarían del blog por pesimista (Jajajaja). Pero es importante que aprendamos a cuestionar, a criticar y a construir a partir de estas mismas críticas y cuestionamientos. Somos seres pensantes, no dejemos que la comodidad nos impida desarrollar nuestras habilidades humanas y que nos convierta en depredadores aún más siniestros de nuestro entorno.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: